COLEGIO JOSÉ MAX LEÓN

José Max León fundó su colegio en el año de 1954 con un estilo propio que nació como ejemplo de innovación en la educación colombiana.

colegio-jose-max-leon-bachilleres-680x500

 

Inicios de la Responsabilidad Crítica

Eran épocas más difíciles en América Latina. Desde el poder político se imponían modelos educativos diseñados para aprender a obedecer; ir a un colegio era entonces un privilegio de pocos, niños y niñas eran preparados para habitar universos paralelos, buena educación, se creía, era ser capaz de repetir fórmulas, de asegurar que el estado de las cosas iba a perdurar una vez se estuviera al mando. Ya en el discurso ante el primer grupo de bachilleres, José Max León planteaba un distanciamiento de los valores que defendía el totalitarismo: “la pedagogía -decía- no es sierva de la política ni del Estado, como la conciben regímenes y doctrinas que convierten la educación en un acto de apoderamiento de la niñez y la juventud colombianas”. Corría el año de 1957. Los contextos cambian, las estructuras del gobierno evolucionan, las sociedades prosperan o desaparecen; pero la labor de los educadores se mantiene intacta. El fundador de nuestro colegio cimentó bases sólidas para que nuevas generaciones abrazaran principios de libertad, responsabilidad y sentido social. No sólo somos un colegio, nos encargamos de prolongar, año tras año, una ética que defiende la libertad como la expresión más alta de la Responsabilidad Crítica y la idea de que la educación es la única vía segura hacia el progreso de un país.

 

Nuestra Historia

Fue fundado en la capital de Colombia, Bogotá, por el maestro José Max León en el año de 1954. La primera generación de 17 egresados data del año 1957.

Para la época, la educación en Bogotá estaba mayoritariamente regida por esquemas de formación católicos. La presencia del Colegio José Max León implicó una nueva directriz en la formación de estudiantes, generando memorables malestares entre la comunidad conservadora y una alternativa para quienes deseaban otras alternativas de educación.

En los primeros años el Colegio estuvo divido en dos sedes: la de primaria ubicada en la calle 74 con carrera 13. y en inmediaciones de la calle 45 funcionaba la sede del bachillerato. Paulatinamente el colegio abrió cupos para estudiantes de sexo femenino. Alrededor del año 1965 Don José Max decidió cambiar las sedes, quedando una urbana para bachillerato y una campestre para primaria.

En 1970, el Colegio recibió del Presidente Carlos Lleras Restrepo la Condecoración Nuevos Libertadores en única categoría.

 

jose_maxleon_contactos

Al morir su fundador y primer Rector en 1981, sus hijas asumieron su rol y decidieron continuar con la labor educativa, esta vez desde una sola sede.
Debido a la descomposición social del sector de Chapinero y la ampliación de la Zona Rosa de Bogotá, el Colegio decidió buscar un ambiente más propicio para la labor educativa. Se trasladó definitivamente al municipio de Cota en junio de 1991.
El Ministerio de Educación Nacional de Colombia otorgó el galardón de P.E.I. SOBRESALIENTE a esta institución, mediante resolución número 2555, del 27 de Julio de 1998.
El Concejo de Bogotá concedió a este colegio la Órden Civil al Mérito José Acevedo y Gómez en el Grado Cruz de Oro en noviembre del 2004, como “reconocimiento a que su proyecto educativo institucional ha sido construido a partir del fomento de la ciencia, el cuidado del medio ambiente y aprendizaje mediante la práctica” y se ha “materializado a través de la granja integral”.
En el año 2009 un grupo de doce estudiantes realizó el primer intercambio con Canadá.
En el año 2016 alcanzó el Nivel IV de la Certificación de Calidad que otorga la Fundación Europea para la Gestión de la Calidad o EFQM.